Abril de 2004

DÍA DE ALEGRÍA

Ninguna fecha en el calendario cristiano es más importante o motivo de mayor celebración que el día de la resurrección de Cristo. Tres días antes, agobiado por el peso de nuestros pecados y rebeliones, murió en la cruenta cruz del Calvario. Por su propio testimonio, ni la traición de su discípulo Judas Iscariote, ni la condena del gobernador romano Poncio Pilato, ni el clamor por su muerte de parte de la colectividad judía fueron responsables directos de su muerte. Jesús había dicho que nadie podría quitarle la vida antes de su tiempo. Él solo tenía poder para ponerla y solo él tenía poder para volverla a levantar, pues ese mandato había recibido de su Padre celestial. En última instancia nuestras maldades lo llevaron a Gólgota.
¡Pero resucitó! La muerte no lo pudo retener. Victorioso sobre el pecado, la muerte y todos los poderes malignos, se levantó para no morir jamás. Coronado rey del universo y redentor de su pueblo, se le apareció al apóstol Juan con este testimonio:

«Yo soy el Primero y el Último, y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno» (Apocalipsis 1:17–18, NVI).

EN ARGENTINA


Este año la Semana Santa me halló en Argentina con retiros espirituales simultáneos en las ciudades de Buenos Aires y Rosario. Junto con Abe Huber de Brasil había sido invitado por los que planearon esos eventos y en ambos tenía que presentar dos conferencias. Mi tema elegido fue el amor de Dios revelado en Cristo Jesús. En el primer mensaje —Amor por un mundo perdido— hablé del amor profundo y determinado de Dios hacia nosotros, ilustrado especialmente con la palabra hebrea hesed, que define el amor como expresión de la voluntad, más que de los sentimientos: el amor de pacto, fiel y duradero.

En la segunda conferencia —La decisión de amar— señalé nuestra responsabilidad de amar como respuesta al gran amor de Dios. Allí destaqué el significado de la palabra griega agape, como expresión que brota en el corazón del que ama, que no depende del objeto, sea amable o no. Por todos lados escuchamos expresiones de amor en el mundo de hoy, pero casi todas son simples sentimientos y emociones pasajeras, sin estabilidad ni duración. ¡Cuán diferente es el amor que se vuelca de pura gracia! Terminé con el llamado de Dios que nos insta a amar con sinceridad y dedicación a Dios, al prójimo, a la familia, a los hermanos en la fe y aun a los enemigos.

Los que tienen interés en leer estos mensajes los encontrarán en este mismo sitio, bajo los nombres señalados arriba.

Tanto en Buenos Aires como en Rosario la asistencia al retiro superó tres mil personas. Muchos viajaron de otras provincias, como también del extranjero. Aparte del ministerio de la palabra, los tiempos de culto y celebración fueron extraordinarios y de gran aliento. También escuché de varios su enorme gratitud por la bondad de las familias que los hospedaron. Se forjaron relaciones amistosas que durarán mucho tiempo después del encuentro.

Los últimos tres días de mi visita a Argentina estuve en la ciudad de Resistencia, Chaco. Allí la familia de Onofre Alegre me recibió con gran generosidad, pese al hecho de que Onofre sufre las secuelas de una hemiplejia y su señora acababa de ser operada por una fractura de la cadera. Tiene una familia muy unida y amorosa. Son los amigos de más tiempo que tenemos en Argentina. Hace más de cuarenta y cuatro años nos envolvieron en amor después de nuestro traslado a Argentina en el año 1959 y nos enseñaron muchas cosas necesarias para nuestra adaptación a esa cultura. ¡Muchas gracias, Onofre y Nelly!


NUEVO SITIO EN EL WEB

Gracias a la bondad y excelente trabajo de nuestro amigo y hermano, el ingeniero Franco Arias, tenemos ahora una presencia permanente en el world wide web. Por más de un año Franco ha estado trabajando para diseñar y armar este sitio. Se me acercó un día para pedirme permiso para lanzar el sitio, aunque confieso que mi respuesta fue un poco reticente, pues me imaginé que pudiera significar un aumento significativo de trabajo personal. Juntos hemos reunido el material que ahora todos tienen a su disposición. Él trabajó con mucha paciencia por largos meses para depurar la presentación del material, especialmente de las revistas Visión Celestial y Encuentro en Cristo, ambas editadas hace años en Argentina. Me da mucha alegría saber que ahora muchos más tendrán acceso a esta abundancia de material que ha sido de bendición para muchos en los años pasados.


NUEVA RODILLA PARA ERMA JEAN

Una última nota de la familia: El día 16 de febrero Erma Jean fue operada a fin de implantarle una prótesis de rodilla. Su operación y posterior rehabilitación ha sido exitosa y está muy contenta por su nueva movilidad. Hacía mucho tiempo que sufría dolores e incomodidad a causa de la degeneración del cartílago debido a la artritis y también por haber sufrido una rotura de menisco hace seis años. Ambos sentimos mucha gratitud a Dios y también a la destreza médica que ha hecho posible esta bendición.

Muchas gracias por las expresiones de amor y apoyo de todos nuestros amigos y hermanos en Cristo.

Los amamos,

Orville y Erma Jean